Eliminar tres ceros en los billetes

El fiscal reiteró en la idea de quitarlos en los billetes de nuestra moneda, el peso, y ahora el ministro de Hacienda le dio un ‘espaldarazo’, al decir que facilitaría la vida de los colombianos. En cuatro oportunidades se ha puesto a consideración, pero el proyecto se hundió en el Legislativo.

Parece que está abonado el terreno para que avance la eventual iniciativa que presentaría el Ejecutivo ante el Congreso de la República para eliminar los tres ceros a la moneda colombiana, el peso. Luego de las declaraciones del fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, quien retomó la sugerencia del gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, a comienzos de febrero de revivir el proyecto de ley, el plan se está socializando y se ha lanzado para ver cómo está el ambiente en el país, para adelantar una propuesta que en cuatro oportunidades ha sido radicada y se ha hundido en el Legislativo.

Para el gerente del Emisor es el momento y siempre han apoyado la idea, pues facilitaría la contabilidad y el cambio de moneda, pero además en la actualidad se convierte en una estrategia para identificar los dineros provenientes de actividades ilícitas y que están ‘encaletados’. Lo dijo el fiscal Martínez hace unos días: “Ello ayudará a quitarle a todas esas organizaciones que han venido acumulando millonarios recursos a lo largo de décadas y que ocultan en las denominadas ‘caletas’”.

El ejercicio es sencillo para el titular de la Fiscalía: “El billete que no tenga origen legal, que esté encaletado, las organizaciones criminales no lo pueden cambiar ni ingresar al sistema financiero y se pierde todo ese patrimonio ilícito”.

En la actualidad, cuando el país está atento a la implementación de los acuerdos, así como al cumplimiento de las Farc y el gobierno, el planteamiento servirá para combatir de manera efectiva esas economías subterráneas y la monetización del delito que se esconde en las ‘caletas’, lo que para la sociedad colombiana es reprobable y que exige a las autoridades que las detecten, puesto que si no se hace la percepción es que el “delito sí paga”.

Se ve con buen panorama el proyecto de ley, que de acuerdo con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ya está listo para ser presentado cuando se reanuden las sesiones en el Congreso el próximo 16 de marzo. Es acertado para facilitar la vida, como lo explicó Sergio Clavijo, director de Anif, en su columna de El Espectador, pues “resultaría más fácil hacer las conversiones y compararnos con igual número de dígitos respecto de las ‘monedas duras’ a nivel mundial -dólar, euro- y con las de algunos pares de la región -real brasileño, peso mexicano o sol peruano-”.

No obstante, la inquietud es el costo, máxime si se hace solo un par de años después de haberse lanzado la nueva familia de billetes colombianos, y que requirió de una cuantiosa inversión. Para el ministro no se supondrán grandes gastos, porque se usarán los mismos que empezaron a circular en 2016, los que fueron diseñados de una manera en que solo se suprimiría la palabra ‘mil’.

Lo importante es que exista un real consenso del sector financiero, el Estado y la sociedad, y que el Congreso de la República interprete la situación actual del país y la economía, precisamente en un año electoral y en el que se han dado síntomas de una recuperación, luego de la desaceleración, que según Bbva Research fue hasta el 2017.

Detener la entrada de dineros ilícitos es urgente y la iniciativa es una alternativa para ello, además se lucha contra la financiación de bandas criminales, que atentan contra la seguridad ciudadana, y de paso se facilitan el manejo de la moneda. Estamos cerca de ver sin tres ceros el peso colombiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *